8 de cada 10 consumidores considera seguros los pagos electrónicos

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Hoy día 28 de abril, se celebra el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el trabajo. Se trata de una efeméride que este año es especial debido a la situación que estamos viviendo. Con las actuales medidas, las salidas a la calle son las justas, para comprar productos de primera necesidad y poco más. Debido a esto, las compras en Internet se han convertido en el primer canal para abastecer a las personas sin salir de casa.

En este contexto, cobra especial importancia, por un lado, el pago con tarjeta en los establecimientos abiertos durante estos días para reducir al máximo el contacto físico entre consumidores y vendedores y, por otro lado, el eCommerce y los pagos online en los portales virtuales. Por este motivo, desde UniversalPay, entidad especializada en soluciones de pago físicas y digitales, han analizado la seguridad de este tipo de pagos y la confianza que tienen comercios y consumidores en este tipo de transacciones.

Según el informe *El futuro de los Pagos 2020, la confianza de los compradores en los pagos electrónicos ha aumentado, y el 78,1% de los consumidores considera seguros este tipo de pagos. En este clima favorable, no dejan de aumentar las transacciones digitales año tras año, y sobre todo en las últimas semanas, donde la situación ha obligado a numerosos comercios a adaptarse al canal online. El 81,4% de los encuestados, de hecho, utiliza más este tipo de canal de compra que hace unos años.

En este sentido, cabe destacar que el 73,6% de los encuestados no han sido nunca víctimas de fraude, frente a un 23% que reconoce haber sido engañado alguna vez en su vida.

La seguridad en los pagos, el servicio más valorado  

También el clima de confianza es mayor entre los comercios: más del 67% declaran no haber sufrido un fraude en 12 meses, casi 10 puntos porcentuales más que el año anterior. Entre los tipos de estafa más habituales, el fraude al cliente, con un 8,3%, y el de suplantación de identidad, que se sitúa en el 5,6%.

Además, la seguridad es el servicio que más valoran los comercios en sus proveedores de medios de pago, por delante incluso de la atención al cliente, y también por delante de la fiabilidad y del precio competitivo. En este sentido, los comercios se muestran proclives a ampliar las medidas de seguridad, con la implementación del CV2 o el 3D Secure, la tokenización y la biometría.

Conscientes de que estos sistemas favorecen los pagos recurrentes, los fraccionamientos y los pagos one clickprotegiendo además a los negocios del fraude de falsificación y de los ataques de datos, casi un 25% de los comercios encuestados planea implementarlos en los próximos meses. Además, el 63,4% reconoce que estas tecnologías son de vital importancia para el avance de la seguridad en el campo de los pagos.

Ir arriba