Consejos para evitar proveedores web fraudulentos

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Hace apenas unas semanas saltaba la noticia de que 20 proveedores de alojamiento web falsos cerraban sus páginas por fraude. En muchas ocasiones, al navegar por Internet, aparecen ciertos riesgos que comprometen tanto la información como los propios dispositivos usados. Páginas fraudulentas, descargas que contengan software malicioso, links que busquen robar las credenciales, etc. 

Para evitar caer en estos fraudes, ponemos a disposición de los usuarios una serie de consejos que les permita comprobar si un proveedor web es fraudulento o si por el contrario es de confianza.

  1. Comprobar la autenticidad del proveedor web y el tiempo que lleva activo. Si cuesta mucho encontrar reviews, que no sean de clientes, y son todas positivas hay que tener cuidado. Debemos mirar si hay reviews en web profesionales de hace más de dos años. Si las hay, es fiable.
  2. Comprobar los métodos de pago. Normalmente los proveedores web utilizan gran variedad de métodos de pago, con tarjeta, con Paypal… si el proveedor web requiere altos prepagos por servicios a largo plazo, hay que ser cauto, porque éste no es fiable y puede que coja el dinero y desaparezca.
  3. Si lo que ofrece es demasiado bueno para ser verdad, hay que desconfiar. Si los servicios que ofrecen son mucho mejor que el precio que piden, no es de fiar, posiblemente se pague sin recibir ningún servicio a cambio.
  4. Si aún quedan dudas sobre la fiabilidad del proveedor web, lo recomendable es llamar, preguntar sobre la infraestructura, sobre las ofertas y si tienes acuerdos con otros proveedores, si las respuestas encajan, adelante. 

Según la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI), el 95% de las incidencias de ciberseguridad se producen por un error humano.  esto quiere decir que el usuario es la principal puerta de entrada para el ciberdelincuente. Y, como tal, también puede convertirse en la principal barrera para frenarlos.

Ante el crecimiento de las estafas y el aumento exponencial del comercio electrónico, hacemos esta serie de recomendaciones para saber si un proveedor web es seguro antes de intercambiar ningún tipo de información.

Un artículo cortesía de Alexander Vierschrodt, director de gestión de producto y servidores Cloud de IONOS.

Ir arriba