El comercio electrónico aumentó un 46% en 2020

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Spread the love

Nadie duda de que la pandemia ha afectado a muchos hábitos de nuestra vida, y lo seguirá haciendo en los próximos meses. El cierre de los comercios durante gran parte del pasado año 2020, trajo consigo el aumento del uso del comercio electrónico. De hecho, durante el último años se produjo un aumento del 46%, lo que se traduce en el mayor aumento en más de una década, tal y como se recoge en el estudio Digital Choice de Webloyalty.

En este estudio, también se recogen las principales tendencias observadas durante la pandemia. Veamos a continuación cuáles son estas tendencias.

Tendencias de consumo durante la pandemia

Aceleración del canal online

Los usuarios encontraron en el comercio electrónico una ventana al mundo para continuar con sus rutinas. Unos consumidores que buscaron la interacción digital y las experiencias virtuales que imitan los entornos de compra físicos, entre los que se encuentran el uso de chatbots y las videollamadas con una persona que ayuda en tiempo real con la atención al cliente. Más de la mitad (52%) de los consumidores declara haber usado chats de atención al cliente y 1 de cada 10 ha mantenido videollamadas con marcas para mejorar sus compras. Y es que, incluso en el canal online, los consumidores buscan experiencias personalizadas lo más parecidas a las reales.

Marcas con propósitos

Junto a las incertidumbres de la pandemia, diferentes movimientos y protestas sociales entre los que destacan el Black Lives Matter o el cambio climático, fueron protagonistas de los últimos meses. En un entorno agitado, los consumidores se decantan por marcas que generan certidumbre y tienen propósitos. “Los consumidores buscan cada vez más marcas en las que confíen y con las que comparten su propio sistema moral. El propósito de una marca es ahora más importante que nunca, especialmente cuando se considera la sostenibilidad y el medio ambiente”, explica Eduardo.

Aumento de la economía de la experiencia

La pandemia ha ocasionado que aumente la auto satisfacción de los consumidores, que han invertido más tiempo y recursos en cuidarse desde el estallido de la pandemia. Uno de los grandes beneficiados de esta tendencia han sido las suscripciones, y es que diferentes modelos de negocio centrados en belleza, comida preparada, flores o productos para animales han aumentado el número de clientes en el último año.

Consumo local

El incremento del tiempo vivido en casa ha llevado a los consumidores a comprar a nivel local con más frecuencia; casi la mitad de los consumidores (47%) afirma comprar en base a la proximidad y el 52% de los consumidores afirmó adquirir productos a nivel local para apoyar a los propietarios de negocios locales. Entre otras motivaciones del consumo de proximidad se encuentra la atención y personalización, la identidad social como miembro de la comunidad y la reciprocidad esperada entre consumidores y propietarios.

Las redes sociales son aún más importantes que antes

El papel de las redes sociales ha ganado peso durante la pandemia ya que se convirtieron en el punto de encuentro entre consumidores y marcas. Por este motivo, los influencers se volcaron con el contenido y los vídeos en directo, puesto que los usuarios tuvieron más tiempo para conectarse a las retransmisiones online aprovechando la coyuntura de la pandemia.

Ir arriba