¡Fuego en Instagram! 7 posibles consecuencias que traerá la ausencia de likes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Ya es un hecho: Instagram ha comenzado a ocultar los likes de las publicaciones. La actualización de la aplicación con esta novedad, se ha ido llevando a cabo en diferentes países de forma gradual y, desde noviembre, también en España. Por eso, algunos de los usuarios han dejado de ver cuántos likes acumulan las publicaciones de sus amigos, ídolos y marcas de referencia; iniciativa que, según la propia compañía, se ha llevado a cabo en favor de la creatividad frente a la aprobación.

Hace sólo unos días, el CEO de Instagram, Adam Mosseri, aseguraba que este cambio es una de las medidas que quieren tomar por convertir la plataforma, en el lugar más seguro de internet: el objetivo, dicen, es humanizar una plataforma donde el “cómo me ven” se ha vuelto más importante que el “cómo soy”. Un lugar que ha pasado de ser una red social de instantáneas imborrables de calidad a una de momentos fugaces en sus stories, un Facebook para la generación Z que reniega de ésta y un escaparate de influencers y aspirantes.

Desde Smartup, no queremos poner en duda las buenas intenciones de Zuckerberg y los suyos (no olvidemos que es el propietario de Instagram, Facebook y WhatsApp, entre otras), pero creemos esta medida podría tener otras implicaciones que, de ser definitiva, podría cambiar incluso el propio modelo de negocio de la misma.

Jaque a los influencers

Los primeros que han manifestado su rechazo a la nueva actualización han sido aquellos que hicieron de sus likes, su forma de vida. A la hora de escoger un influencer, las marcas se fijan en diferentes aspectos, pero uno de los más importantes, es la capacidad de influencia y engagement que esa persona tiene, lo que se mide en base a la cantidad de interacciones totales obtenidos entre los usuarios impactados.

Teniendo en cuenta la más que demostrada compra de seguidores de muchos usuarios y que, por tanto, esto ya no es fiable si se analiza en exclusividad, ¿cómo podrán las marcas elegir influencers? ¿Cambiarán los criterios de la influencia en el entorno digital? ¿Quién destacará si no podemos saber quién tiene más likes o qué publicación ha generado más interés? ¿Está la compañía condenando el imperio de los influencers a desaparecer?

La crisis agudiza el ingenio

Es difícil pensar que los influencers, vayan a dejar escapar tan fácil lo que tanto les ha costado conseguir. Por ello, desde Smartup apostamos a que, en las próximas semanas, veremos nuevas fórmulas que les permitan destacar en un entorno online lleno de influencers de verdad, micro-influencers y aspirantes que, sin influencia real, acumulan unos miles de seguidores.

Tal vez, apuesten como la compañía espera, a hacer contenidos de mayor calidad que fomenten conversaciones. Puede que opten por aumentar las stories y la relación directa con sus seguidores, y streamings, que les permitan fidelizar a sus comunidades. Quizás, salga mal la jugada y sea Twitter el verdadero beneficiado de esta medida. Quién sabe con qué nos sorprenderán.

Poderoso caballero, con dinero

¿Y si esta nueva medida no tratase de ser un acto generoso por la humanidad sino una nueva estrategia recaudadora? No olvidemos que Instagram es una compañía y, como tal, quiere ganar dinero, lo que reforzaría la teoría de que, ocultando los likes, tanto influencers como empresas se verán obligados a hacer un mayor esfuerzo por destacar. Esfuerzo, que tal vez, pase por patrocinar sus posts o captar seguidores como medida para ser más relevante.                

La llamada del like

Y si el dinero llama al dinero, el like llama al like. Cuando vemos que una publicación tiene muchos “me gusta”, somos más proclives a darle me gusta porque, inconscientemente, aceptamos que, si a los demás les gusta, es porque es bueno. Por lo tanto, puede que como consecuencia de no mostrar el número total de likes en las publicaciones, estos se reduzcan.

Es más, puede que esto llegue incluso al número total de fans acumulados: si veo un post con un número alto de likes, igual entro a ver quién es ese perfil y le sigo. Si veo que tiene me gustas, pero no destaca por nada en concreto, tal vez pierda mi atención y no tenga curiosidad por entrar en su perfil…

Además, del mismo modo que lo hace Facebook, Instagram tiene un algoritmo por el que favorece unos contenidos frente a otros y los muestra más, favoreciendo a su vez, que estos tengan unos mejores ratios. Es por ello que esta nueva medida, puede afectar también al algoritmo y penalizar o favorecer publicaciones en base a distintos criterios.

Que una publicación que no muestra los likes, tiene en total menos likes, no sólo lo decimos nosotros. También lo hace Hype Auditor que demostró cómo los likes de usuarios que acumulaban entre 20.000 y 100.000 seguidores, bajaron casi un 30%.

¡Fuego en Instagram! 7 posibles consecuencias que traerá la ausencia de likes 1

¿Y qué pasa con Facebook?

Si hace unos años, la hegemonía de Facebook era indiscutible, ahora es su “hermana pequeña” la que le está pisando los talones, sobre todo entre los más jóvenes. Entonces, ¿imitará Facebook a Instagram y ocultará también el número total de reacciones a las publicaciones? Esto, podría ser de gran valor, por ejemplo, para reforzar el gran reto al que se enfrenta la plataforma combatiendo las fake news y su viralización, evitando “la llamada del like”, que comentábamos en el punto anterior.

O, por el contrario, ¿es el momento de trabajar la diferenciación entre dos plataformas que cada vez son más idénticas? Divide y vencerás, y puede que Zuckerberg decida optar por focalizar esfuerzos en cada una de las redes para un público objetivo concreto.

El petróleo del siglo XXI

Los datos. Nosotros ya no podremos saber qué perfiles son los que acumulan mayores ratios de engagement en sus publicaciones, pero ¿sabes quién sí podrá? Instagram.

Y no sólo el total de likes en cada publicación, también quién le da a me gusta a qué publicación (no olvidemos que esto podíamos verlo también hasta hace un par de meses y también, se ha eliminado de la plataforma). Toda esta información, se puede extraer de forma manual, ¿pero cuántos influencers y empresas querrían saber el número total de interacciones que tienen ellos y sus competidores de forma rápida y sencilla? ¿Invertirían más en campañas con una mayor confianza en Instagram y sus segmentaciones? ¿Qué estarían dispuestos a hacer por ello?

Sea como fuere, no perderemos de vista cómo se desarrollan los acontecimientos en las próximas semanas.

Hecha la ley, hecha la trampa

No es sólo el ego el que se puede ver perjudicado con esta medida que no ha agradado, particularmente, a quienes tienen más seguidores. Hay dinero en juego y, por ello, creemos que serán muchas las herramientas que, en las próximas semanas, verán la luz dándonos el dato de likes totales de cada publicación. Y, si no, tiempo al tiempo.

En cualquier caso, lo que sí que recomendamos es estar atentos y analizar en los próximos días cómo repercute a nuestras propias publicaciones esta nueva medida y si, como prevemos, se puede traducir en una reducción de interacciones (sobre todo, en las cuentas con muchos seguidores).

Las plataformas digitales viven en la transformación porque ahí es donde se sienten cómodas: en la innovación y sorpresa radica su fuerza, y como usuarios, nos pierde la curiosidad y padecemos de adicción al cambio digital. Sin embargo, este cambio puede no ser uno más, ya que atenta directamente contra su esencia: el engagement.

Instagram ha salido de su zona de confort para reinventarse con un nuevo modelo, ahora nos toca a nosotros: ¿plantaremos cara y nos resistiremos al cambio aferrados a nuestros likes y ego? ¿Seguirá todo como hasta ahora y en unos meses no recordaremos qué eran los likes? ¿Cambiará la forma en la que entendemos y utilizamos Instagram? ¿Tendrán que buscarse otro trabajo los influencers?

Ir arriba