Ejemplos de newsletter efectivas para tus campañas de marketing

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

La newsletter sigue siendo uno de los medios más efectivos para estar en contacto con los visitantes interesados en el contenido de una web. Si está bien elaborada puede aumentar de forma notable el número de conversiones, por eso es importante conocer este concepto.

¿Qué es una newsletter?

Hay que diferenciar esta fórmula de marketing de otras similares en las que también se utiliza el correo electrónico como medio de comunicación.

Una newsletter es una forma de e-mail marketing, pero no es mailing. Este es un formato básicamente publicitario en el que se envían correos a bases de datos masivas. Por el contrario, el boletín o newsletter es una forma de comunicación digital a través de e-mail que se realiza de forma periódica con aquellas personas que han mostrado su interés en recibir esa información.

Contar con un boletín de noticias es una buena forma de fidelizar a los clientes, por eso es una estrategia de marketing muy recomendable para los e-commerce.

¿Cómo crear una newsletter efectiva?

Diseño

Es una de las primeras áreas en las que hay que trabajar. Es importante que el boletín siga los mismos patrones de la imagen corporativa de la empresa que lo envía.

Esto implica que hay que usar los mismos colores, el mismo logo e incluso el mismo tipo de letra. Haciendo que la comunicación sea fácilmente asociable a la marca. Pero también hay que respetar los valores.

Controlar el volumen de texto

La información recogida en un boletín informativo debe ser clara, precisa y cuanto más breve mejor. El objetivo es despertar en el lector interés en lo que le estamos contando y animarle a seguir informándose a través de nuestra web. Así conseguimos más visitas, y una vez que el cliente potencial está en la página las posibilidades de conversión aumentan.

Por otro lado, hacer textos breves también implica que el lector pondrá más atención. Nadie quiere pasar 5 minutos leyendo un e-mail, si hacemos un texto demasiado largo es casi seguro que el receptor de la comunicación no la leerá.

Enviarla a las personas adecuadas

De nada sirve trabajar el diseño y el contenido de una newsletter si la misma se acaba enviando a personas que no están interesadas en esa información. Precisamente por eso es necesario contar con una base de datos de suscriptores, personas que han mostrado su interés en el tema de la web y que han dado su consentimiento expreso para recibir comunicaciones relacionadas con la misma.

No incurrir en SPAM

Cuando analizamos algún ejemplo newsletter efectivo nos damos cuenta de que las empresas que más éxito tienen con este tipo de comunicaciones son aquellas que no abusan de ellas. Si alguien recibe un e-mail de nuestra web todos los días, lo más seguro es que se acabe dando de baja del servicio de suscripción.

Se trata de buscar el equilibrio adecuado, pero lo más recomendable es enviar un boletín cada 10 días. Esto, además, permite tener nuevo contenido que dar a conocer a través de este medio de comunicación.

La newsletter puede llegar a ser muy efectiva si se hace bien, pero es importante saber trabajarla bien para obtener el éxito esperado.

Ir arriba