5 claves para esquivar las ciberamenazas en las compras online

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en email
Email
Compartir en whatsapp
WhatsApp

Acabamos de pasar el Black Friday y ya tenemos puesta la mira en las compras navideñas. Como viene siendo habitual en los últimos años, las compras online será uno de los mecanismos más utilizados para comprar todo aquello que podamos necesitar. El problema al que nos tenemos que enfrentar es a los cibercriminales, que están a la espera de cometer cualquier error para hacerse con nuestro dinero.

La ciberseguridad es ya un asunto de primer plano y muchos usuarios han reforzado sus hábitos de ciberseguridad en los últimos años. Según una encuesta realizada por Sophos, líder global en ciberseguridad de última generación, 3 de cada 4 españoles utilizan contraseñas robustas y diferentes como medida de seguridad, el 48% aplica las actualizaciones de seguridad regularmente y 2 de cada 3 realiza copias de seguridad para proteger su información. A pesar de estas medidas de protección, un 70% de la población española se siente bastante o muy vulnerable frente a los ciberataques.

En muchas ocasiones, las prisas por realizar las compras, las ofertas por tiempo limitado o las atractivas promociones, hacen que bajemos la guardia, poniendo en riesgo nuestra información. Los ciberdelincuentes lo saben y aprovechan fechas señaladas como esta para lanzar campañas de spam, phishing y ciberestafas de forma masiva. Da igual si el objetivo de los atacantes es vender productos falsos, acceder a la red de la víctima para desplegar un ransomware y exigir una recompensa o obtener datos bancarios, el phishing es una herramienta extremadamente rentable para los atacantes que sigue funcionando.

Desde Sophos ofrecen 5 consejos para esquivar las ciberamenazas durante el Black Friday, por Paul Ducklin, investigador principal de la compañía:

Todo lo que hagas para ciberprotegerte en estos momentos, mantenlo el resto del año

Sean cuales sean las medidas de ciberseguridad que tomes ahora, sigue haciéndolas el resto del año, ya que siempre habrá motivos y fechas señaladas para que los cibercriminales intenten estafarte. Si no es el Cyber Monday será Navidad, o las rebajas de principio de año o cualquier otro motivo. Aprovecha el refuerzo de tu seguridad en fechas como estas para no volver a caer en malos hábitos de ciberseguridad en el futuro.

Si parece demasiado bueno para ser verdad, lo es

Un poco de paciencia y reflexión antes de pinchar en un enlace o meter tu número bancario en una web puede ahorrar verdaderos problemas en el futuro. Si encuentras una oferta que resulta difícil de creer, entonces no la creas, los cibercriminales utilizan grandes gangas como ganchos y les será suficiente con que unos cientos de compradores pinchen para conseguir su objetivo.

Consigue y utiliza un gestor de contraseñas si no lo usas ya

Las herramientas de gestión de contraseñas cuentan con una contraseña maestra (que debe ser lo bastante buena y fiable) que guarda el resto de las claves. Esto te permite elegir una contraseña diferente, complicada, aleatoria y larga para cada web ya que el gestor las recordará y utilizará solo en las páginas oficiales. Además, si accedes a una web falsa, el gestor de contraseñas no ingresará la clave ya que no reconocerá esa web, lo que lo convierte en una buena herramienta frente al phishing. Si a esto le añades una aplicación que permita tener 2FA (autenticación en dos factores) que genere un código diferente para cada ocasión, conseguirás ponérselo aun más complicado a los atacantes ya que, si consiguen tu contraseña, necesitarán también el código para entrar.

Usa tarjetas prepago para realizar compras online

Las estafas están ahí y es realmente fácil caer en ellas, puede que tengan consecuencias menores como no recibir lo que compraste o que terminen siendo un verdadero problema si los ciberdelincuentes acceden a tus ahorros o tu identidad digital. Las tarjetas de prepago tienen una cantidad fija de dinero en ellas y cuando el dinero se acaba, se acabó. Así puedes limitar en gran medida el nivel de exposición a un ciberataque.

Como diría un carpintero, “mide dos veces, corta una”

Es posible que te enfrentes a una estafa tan bien elaborada que cualquiera caería en ella. No todos los ciberdelincuentes utilizan dominios sospechosos, o cometen errores ortográficos, o se equivocan con el signo de la moneda, algunos lo hacen realmente bien. Tómate tu tiempo y echa un vistazo en detalle antes de comprar, no te dejes influir por las cuentas atrás y las prisas, mejor gastar unos pocos euros más en una oferta más fiable y ahorrarte un montón de problemas en el futuro. Si tienes una pequeña duda sobre algo, utilízala como una razón para no hacer clic.

Ir arriba