Claves para elegir el dominio perfecto para tu negocio

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

En la era digital en la que vivimos, a la hora de crear una empresa se ha hecho casi indispensable contratar un dominio para el proyecto web. No hay que olvidar que se trata de nuestra carta de presentación online de la marca. La cuestión es, ¿cómo elegir el nombre perfecto? Aunque muchos piensen que no es algo importante para el posicionamiento, a la hora de la verdad es un factor clave para conseguir mayor visibilidad. Para que os sea más fácil dar con el nombre correcto, hoy os dejamos algunos consejos que os pueden ayudar en su elección.

Corto y fácil de recordar

Los nombres cortos son más fáciles de recordar para las personas, lo que se convierte en un factor muy importante para que nuestro nombre pueda pasar de boca en boca. También es importante que sea único y sencillo, para que a la hora de realiza la búsqueda pueda localizarlo de forma rápida. Además, una dirección web fácil de recordar aumenta la posibilidad de que los visitantes vuelvan al sitio web.

Nombre que coincida con el de la empresa

También hay que intentar que el nombre del dominio coincida con el nombre de la empresa. Esto es muy importante si la empresa ya estaba constituida y queremos que la página web la asocien al negocio. También tenemos la opción de utilizar un nombre creativo ya que puede ser una buena opción para ayudar a mostrar originalidad. Lo que sí es importante no hacer uso de nombres de tendencias ya que esta puede acabar muy rápido y marcar el nombre como anticuado.

Aprovechar las palabras clave en los dominios

Los buscadores tienen en mayor consideración aquellos dominios que utilizan palabras clave a la hora de su posicionamiento. Gracias a esta medida, es posible mejorar el SEO y aparecer en posiciones más elevadas. A pesar de esto, no es recomendable centrarse únicamente en la palabra clave. Se recomienda combinar con algo único y personal.

No utilizar números ni caracteres especiales

Si el nombre del dominio incluye números o caracteres especiales, a la hora de darlo de voz puede ser complicado de entender, más si es a alguien extranjero. El guión, sin embargo, es una excepción a esta regla de caracteres especiales: Un nombre de dominio compuesto por más de dos palabras y separado por un guión garantiza la legibilidad. Por esta razón, también se debería considerar si la separación mediante un guión es útil en el caso de dominios de dos palabras para evitar malentendidos.

Fácil pronunciación

El boca a boca es algo que nunca se perderá de ahí la importancia de que el nombre sea fácil de pronunciar y deletrear. Intentar que al destinatario se le quede grabada más oírla.

Comprobar los derechos de marca

Si se elige un dominio que puede causar conflictos en el derecho de marcas, no merece la pena arriesgarse. Siempre existe el peligro de perder la disputa sobre la marca. Si ya se ha invertido el trabajo, el peor resultado sería empezar de nuevo. Por lo tanto, es aconsejable, en todos los aspectos, estar informado sobre cualquier derecho de marca existente en la Oficina de Patentes y Marcas Registradas.

Correcta ortografía

No errar con la ortografía del nombre del dominio es importante para que la gente pueda encontrarnos en la red. Si queréis, es buena práctica registrar alternativas que luego redirigir hacia el dominio principal para que en caso de escribirlo mal, se muestre la página web y no perder de esta forma ninguna visita.

Estos son solo algunos consejos que podemos tener en consideración a la hora de elegir el nombre de nuestro dominio, aunque a la hora de la verdad, habrá que hacer frente a diferentes situaciones que pueden hacer que nuestra elección varíe, por ejemplo, que el nombre esté registrado.

Ir arriba