Cómo hacer de forma profesional una videoconferencia de trabajo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

El confinamiento ha provocado que muchas empresas hayan tenido que cerrar sus oficinas y apostar por el teletrabajo. El problema es que España no era un país acostumbrado a esta forma de trabajar, lo que ha provocado que nos tengamos que adaptar a pasos agigantados. Las videoconferencias se han convertido en la principal herramienta para estar conectados con los trabajadores pero no siempre se hacen de forma adecuada. Es importante crear un entorno de trabajo favorable para ello. Por este motivo, hoy nos hacemos eco de algunas recomendaciones que el portal Jobatus da para realizarlas de forma profesional.

Atuendo ni muy serio ni demasiado informal

Hay que olvidar los trajes o el chándal. Al contrario de lo que pueda parecer, es muy posible que un trabajador se vea obligado durante una reunión por videoconferencia a mostrar su atuendo completo porque tenga que ausentarse por cualquier motivo durante la videollamada. En este momento tendrá que levantarse y los integrantes de la reunión verán como está vestido. Lo que esperan las empresas por lo general es que los empleados vistan más o menos como vestían para ir a la oficina. Se puede elegir un pantalón cómodo con una camiseta o un jersey. Lo importante es causar buena impresión y no caer en la costumbre de trabajar en pijama por si acaso.

La importancia de teletrabajar con luz adecuada 

La luz que se tenga en la parte de la casa que se haya destinado al teletrabajo debe ser la apropiada para obtener un buen rendimiento a la par que óptima para presentarse bien ante las cámaras. A ser posible el empleado se situará cerca de una ventana que refleje el sol en su cara para que se vean sus expresiones faciales, un imprescindible de la comunicación por videoconferencia. Una adecuada iluminación también refleja la profesionalidad y organización a los superiores. Si perciben que el entorno de trabajo en casa es el adecuado causará mejor impresión que si encuentran un ambiente oscuro y donde apenas se ve.

Olvidar la vergüenza y el miedo

Cómo hacer de forma profesional una videoconferencia de trabajo 1

Todos los compañeros y superiores es posible que también experimenten esta situación y por eso se ha de normalizar. Es muy habitual que en el momento de hacer una videollamada se sienta vergüenza, crezca el agobio por la imagen que se esté dando y se pretenda dar la mejor versión de uno, pero lo cierto es que cuánto más natural y más desenvuelto se muestre un trabajador mejor imagen profesional dará. La naturalidad en este especto suma puntos, refleja seguridad y conocimientos. En cuanto al plano más apropiado para esta situación, hay que situar el enfoque de la cámara de forma que se vea desde la cabeza hasta la parte que hay entre los hombros y el pecho.

Fondo en la videoconferencia

Obviamente lo ideal es que se cuente en la vivienda con un despacho para trabajar, con un mobiliario adecuado y una decoración sobria a la par que elegante. Pero si no se tiene una estancia diseñada específicamente para este fin no hay que preocuparse, hay solución. La cocina, el sofá o cualquier escritorio pueden servir perfectamente. Lo importante en estos casos es que el fondo sea una pared no excesivamente colorida y que no aparezcan elementos decorativos que generen distracción. Todos los objetos personales deben marginarse del marco de enfoque al menos en su mayoría. En algunos casos se puede dejar alguna foto familiar, un póster o algún cuadro, suelen quedar bien para mostrar el lado más humano.

Preocuparse en conocer a todos los integrantes de la reunión

Igual de mal queda que no se presenten los integrantes de una videoconferencia entre ellos como que sea uno mismo el que no lo haga. Es importante que los superiores y compañeros noten el interés en conocer a todos los miembros de la reunión dado que forman parte de la empresa o de los proyectos en los que se va a trabajar. Es fundamental estrechar lazos personales y profesionales durante una reunión con el fin de estar perfectamente integrado en la organización.

Intentar al máximo no desviar tu atención de la pantalla

Para causar una buena impresión profesional, es fundamental parecer centrado en la reunión. Evitar mirar a los lados y hacia abajo o silenciar el móvil o las notificaciones para que no de la impresión de que se está en medio de otra conversación es imprescindible. También se recomienda avisar a los miembros de la familia de que se va a tener una reunión con el fin de que no puedan generar ruidos molestos que den lugar a pensar que no se está en un ambiente propicio para llevar a cabo las tareas profesionales. 

Ir arriba