En qué consiste la estrategia push pull en marketing online

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Si hay dos estrategias en marketing online que sean esenciales a la hora de realizar una planificación para destacar entre nuestros competidores, son las estrategias push y pull. Hoy vamos a hablar sobre ellas y vas a aprender a nivel básico todo lo que necesitas saber, ya que son muy importantes en el mundo del marketing online.

¿Qué es la estrategia push?

La estrategia push, también conocida como estrategia de empuje, se puede definir como una táctica basada en aquellas acciones que se realiza hacia los intermediarios a través de un canal de comunicación determinado. Es decir, se trata de generar una acción en los intermediarios, de manera que son estos quienes las hacen llegar al consumidor. Además, el consumidor no es consciente de que está siendo atraído por la marca en sí.

Por ejemplo, encontramos este tipo de estrategia en las promociones 2×1 de una marca. Este tipo de promociones son negociadas mediante la marca con las empresas donde se realiza la venta.

Ventajas de las estrategias push

La principal ventaja de las estrategias de marketing online push, es que no requieren por nuestra parte un elevado nivel de preparación con el objetivo de llegar al consumidor; de esta tarea ya se encarga la empresa con la que negociemos. No obstante, sí que hay que tener una estrategia de captación del consumidor muy elaborada para lograr generar interés.

¿Cuándo utilizar la estrategia push?

El uso de las estrategias push está más enfocada a aquellas marcas que aún no tienen una buena diferenciación con la competencia y no tienen mucha demanda de sus productos o servicios. Es, por tanto, ideal para aquellas marcas que comienzan a darse a conocer.

¿Qué es la estrategia pull?

Por su parte, la estrategia pull o estrategia de atracción, es aquella donde las acciones se realizan directamente dirigidas hacia el consumidor final, de manera que tratamos de atraerlo. Además, a diferencia de las estrategias push, el consumidor sí es consciente de que es la propia marca la que está realizando las acciones. Un ejemplo de este tipo de estrategia de marketing es la que se sigue con los anuncios publicitarios.

Ventajas de las estrategias pull

Las ventajas de utilizar una estrategia pull es que generan mucha confianza en los consumidores finales, con lo cual, fidelizar clientes es mucho más sencillo con esta estrategia. También ayuda a aumentar el volumen de ventas de manera muy efectiva.

¿Cuándo utilizar la estrategia pull?

Debes utilizar este tipo de estrategia de marketing online cuando tengas un producto o servicio bien diferenciado de la competencia y cuando desees que los clientes se conviertan en fieles a tu marca.

Tanto la estrategia push como la estrategia pull, son muy importantes en el mundo del marketing online, pero también es importante elegir bien cual de ellas debemos emplear. Tener una marca nueva y apostar por una metodología pull es un error pues, aunque podemos notar mejoras, serán mucho inferiores a las que obtendríamos con una estrategia push. Ante cualquier duda sobre como enfocar nuestra táctica, lo mejor es dejar en manos de profesionales del marketing online la labor de elaborar un plan de acción, ya que así nos aseguraremos resultados positivos.

Ir arriba