El recorrido del paquete desde el momento de su compra

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en email
Email
Compartir en whatsapp
WhatsApp

El pasado 2020 fue un punto de inflexión para el negocio del eCommerce. Según la Oficina Estadística de la Unión Europea (Eurostat), creció hasta un 20%. ¿Motivos? Pues principalmente la pandemia del coronavirus, la cual nos ha obligado a tomar nuevos hábitos de consumo, dependiendo de marketplaces como Amazon, Ebay o Etsy a la hora de realizar las compras.

Lo cierto es que el canal online permite a los compradores ahorrar tiempo y dinero, y además aporta comodidad a sus compras, ya que pueden decidir sobre la forma de recibirlas, ya sea en su propio domicilio como en los puntos de conveniencia que ofrecen los principales marketplaces. En este sentido, una combinación de logística avanzada, tecnología innovadora y empleados especializados son las piezas fundamentales para la confianza de los consumidores.

“El sector logístico ha apostado en los últimos años por la optimización de sus procesos, la logística ha jugado definitivamente un papel esencial en la evolución de la confianza del cliente a la hora de comprar online”, afirma Noelia Lázaro, Directora de Marketing de Packlink. Y es que según la ‘Radiografía de vendedores online’, una encuesta realizada por Packlink en mayo de 2021,  la gran mayoría de los usuarios ha tenido éxito en las primeras entregas, que se han conseguido en más del 50% de las ocasiones.

En cuanto al tipo de entrega, este mismo estudio afirma que los españoles suelen preferir una entrega estándar en un 62% de los casos. Sin embargo, de los cuatro principales mercados de la Unión Europea -España, Francia, Italia y Alemania-, España es el mercado en el que se solicitan más servicios de entrega urgente, casi un 40%, frente al 12% de Francia, 19% de Italia o apenas un 4% de Alemania.

“Cada vez hay más servicios logísticos como los urgentes, que permiten entregar el producto en cuestión de horas sin necesidad de que el consumidor se desplace para obtenerlo”, continúa Noelia Lázaro. Sin embargo, poco se sabe sobre cuál es el recorrido de ese paquete desde el momento de su compra hasta llegar a su destino.

El recorrido del paquete en 4 pasos

  1. Compra y preparación del pedido. En el momento en el que el cliente completa su compra, la tienda online comprueba que el producto seleccionado por el cliente se encuentra en stock y comienza a preparar el pedido. En este momento, el producto se introduce en un paquete que a su vez portará una etiqueta del operador logístico que realizará el transporte con el número de seguimiento de la compra y los datos del comprador.
  2. Recogida y clasificación por parte del operador logístico. Cuando el pedido está preparado el paquete es entregado al operador que lo transportará hasta su destino. Ya en las instalaciones de la empresa de transportes, se clasifica por orden de llegada, dando prioridad a los envíos urgentes. A continuación, todos los paquetes han de pasar por una cinta transportadora donde son pesados y dimensionados, de tal forma que se optimice su clasificación y agrupación, normalmente por lugar de destino.
  3. En camino. Una vez clasificados los paquetes tiene lugar el proceso de distribución. En este paso, las rutas previamente planificadas cumplen un papel sumamente importante. Cumplir con los tiempos en el transporte de productos mejora la confianza del consumidor y evita una experiencia negativa del cliente final.  Normalmente, los envíos nacionales suelen realizarse por vía terrestre y los internacionales también por vía marítima o aérea.
  4. Entrega. Finalmente, el transportista hace entrega del paquete en la dirección acordada. A partir de este momento, el consumidor puede empezar a usar el producto recibido o en caso de no estar satisfecho comenzar con el proceso de devolución.

Durante todo el recorrido, el consumidor puede hacer un seguimiento de envíos, tanto nacionales como internacionales. Se trata de una herramienta imprescindible para rastrear un paquete, y es de gran utilidad para saber en qué estado se encuentra la mercancía en cada momento, si ha llegado a su destino o si aún está en camino.

Ir arriba