Cómo gestionar la logística y el transporte de los productos

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Logística y transporte son dos factores fundamentales en el éxito de una tienda online. El tiempo que tardará en llegar el pedido a manos del cliente, la gestión de las devoluciones y los gastos de envío que hay que pagar son fundamentales a la hora de que un consumidor se decida a hacer una compra en un e-commerce.

Diferentes envíos para cada producto

Una de las primeras cuestiones que hay que tener en cuenta cuando se trata de la logística para e-commerce es elegir el tipo de envío más adecuado para cada producto.

Es habitual que una misma tienda tenga productos de diferente tipo que necesiten unas condiciones diferentes de envío, por lo que se hace importante contar con un servicio de paquetería que ofrezca diferentes envíos.

Lo más común es diferenciar entre envíos normales y especiales. Los normales son aquellos que no necesitan ningún cuidado especial y para los que es fácil encontrar una empresa que ofrezca paquetería barata.

Los envíos especiales son aquellos que por su volumen, por su fragilidad, o por su condición perecedera, requieren de un mayor cuidado en todo el proceso que va desde que salen de la tienda hasta que llegan al consumidor final. En estos casos conviene elegir el embalaje más adecuado y contar con un servicio de logística y transporte que ofrezca una atención especial.

Gestión del stock

La mejor forma de garantizar que los productos lleguen a tiempo al cliente es tener stock suficiente, pero para ello es necesario contar con un buen sistema de gestión del almacén.

Un buen sistema de abastecimiento y una correcta organización dentro del almacén pueden suponer un importante ahorro tanto de tiempo como de dinero.

Plazos de envío

Los tiempos de envío largos hacen que el cliente pierda interés en la compra, por lo que hay que intentar acortarlos.

La idea es conseguir que el envío de paquetes sea lo más rápido posible si el destinatario es un consumidor. Si el destinatario es otra empresa, los plazos de entrega pueden ser algo más largos, aunque en este caso se pueden ofrecer descuentos o envíos gratis para intentar captar un mayor volumen de negocio.

Logística inversa

El tema de las devoluciones preocupa mucho a quienes hacen sus compras online. En la web de la empresa debe estar a disposición de los consumidores toda la información sobre la política de devoluciones.

Además, el e-commerce debe contar con un partner logístico que sea capaz de ofrecer un buen servicio de recogida de productos devueltos. El objetivo es que el cliente lo tenga tan fácil para devolver el producto como lo ha tenido para comprarlo y recibirlo en casa.

Gestionar los envíos en una tienda online no es nunca una tarea sencilla, pero invertir tiempo en hacer una buena organización y en encontrar un socio de logística y transporte de calidad puede ser una de las claves para el éxito del negocio.

Al final el objetivo no es otro que conseguir la satisfacción del cliente haciéndole llegar el pedido lo antes posible y facilitándole los trámites en caso de que tenga que devolverlo.

Ir arriba