Cómo vender en Amazon: guía para principiantes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Las cifras de e-commerce no dejan de crecer, lo que demuestra que los consumidores están cada vez más dispuestos a comprar online. Esto ha hecho que la competencia dentro del sector aumente mucho, pero los profesionales tienen varias alternativas para aumentar sus ingresos, una de ellas es vender en Amazon.

¿Por qué elegir esta plataforma?

La web de origen estadounidense es uno de los gigantes del comercio electrónico, realiza miles de ventas cada día en prácticamente todos los rincones del globo. Para quien tiene una tienda online, exponer sus productos en el escaparate de Amazon multiplica notablemente la posibilidad de hacer una venta.

¿Cómo vender en Amazon?

Decidir qué vender

Si se trata de alguien que ya tiene una tienda online este paso no es difícil, pero también cabe la posibilidad de no contar con una web propia y montar directamente la tienda en Amazon. En este caso conviene hacer un pequeño análisis de mercado para saber qué artículos tienen más demanda.

Entre los productos que se pueden vender en Amazon hay prácticamente de todo. Mientras la venta de un artículo sea legal, es posible comprarlo a través de esta tienda online.

Examinar a la competencia

Hay muchos vendedores online que usan este espacio para llegar a sus clientes, por lo que la competencia en ciertos sectores puede ser muy grande.

Con la extensión Jungle Scout se pueden analizar tanto las ventas de productos como las que hace cada vendedor. Esto permite saber si se está en presencia de un nicho de mercado interesante o si está muy competido.

Crear una cuenta

Para poder vender hay que crear una cuenta. Esto apenas lleva unos minutos y es un proceso tan sencillo e intuitivo como la creación de una cuenta particular.

Hay dos opciones. La cuenta de vendedor individual es apta para quienes vendan menos de 40 productos al mes a través de esta plataforma. Con ella solo se paga a Amazon un porcentaje por cada venta realizada.

La otra alternativa es la cuenta profesional. Con ella se paga a Amazon un porcentaje por cada venta realizada en concepto de tarifa por referencia, tarifa por cierre de venta y tarifa por venta de artículo. Además, tiene un coste mensual de 39 €, pero a cambio se obtiene el botón “compra en un solo clic” y acceso a las estadísticas para poder analizar mejor los resultados.

Subir los productos

Para quien tiene una tienda online ya montada es más sencillo poder integrar directamente su stock en Amazon, algo que se puede hacer de forma sencilla con plugins para WooCommerce y módulos para PrestaShop. El más usado es el oficial de la plataforma: Amazon Marketplace, pero hay muchas otras alternativas compatibles que también dan muy buenos resultados.

Con esta herramienta, el propietario de una tienda online puede subir de forma automática sus productos a su espacio de Amazon, e incluso puede mostrar en su web productos de Amazon que no son de su stock y ganar una comisión por cada venta que realice.

Vender en Amazon no es técnicamente complejo, puesto que todo el sistema está bastante automatizado. Pero no hay que olvidar que después de crear el espacio de venta habrá que realizar tareas de posicionamiento y marketing, gestionándolo todo como si se tratara de un e-commerce particular. Eso sí, los resultados pueden llegar a ser muy positivos.

Ir arriba