Landing Page efectiva: cómo conseguirla

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

No debes subestimar el poder de una landing page efectiva, porque puedes conseguir mucho valor para tu campaña de marketing. No importa cuánto tráfico consigues para tu web, si pagas por él o haces SEO… si no conviertes, estás perdiendo rentabilidad. Para optimizar esa fase tan importante necesitas crear un landing page que convierta.

Qué es una landing page

Una landing page o página de aterrizaje es una página específica de tu sitio web que está diseñada y construida para conseguir un objetivo único. Puede ser el que tú quieras, pero solo uno: conseguir una suscripción por email, una venta, una llamada de teléfono, etc.

Dentro de un mismo sitio web, puedes tener muchas landing pages diferentes. De hecho, seguro que las tienes y ni lo sabes. Me refiero, por ejemplo, a la página de contacto y a cada una de las páginas de servicios.

Utilidades de una landing page

En el sector del marketing online, las landing pages adquieren un valor añadido. Cuando se realizan campañas de publicidad, las empresas y agencias generan páginas de aterrizaje específicas para los anuncios y las palabras clave. Optimizan el texto, las imágenes, los colores, las tipografías para aumentar el porcentaje de conversión al máximo.

La especialización de cada landing page consigue que el visitante no se distraiga con contenido que no esté relacionado. De hecho, en este tipo de páginas incluso muchas veces se elimina el footer o la barra de navegación.

De esta forma, el departamento de analítica web puede comprobar qué páginas funcionan mejor que otras, cuáles convierten más y cuáles hay que mejorar o sustituir por otras mejores.

Cómo hacer una landing page efectiva

Para que una landing page sea efectiva hay que tener en cuenta unos factores básicos imprescindibles. Veamos algunos.

En primer lugar, nos basamos en la premisa de que una landing page típica hace de intermediaria. Es decir, no se suelen usar para vender directamente algo, sino que hacen de “trampolín” mediante un formulario para recibir más información. De esa forma se consiguen los datos de contacto, tan valiosos para la empresa, que los puede usar después para contactar con el usuario sin necesidad de pagar más publicidad.

Para conseguir ese paso, la landing page tiene que ofrecer algo de valor al usuario y, normalmente, gratis. Pero a veces también funciona ofrecer algo a un precio muy bajo, tal vez con un buen descuento.

El contenido puede ser con imágenes y texto, pero lo que más persuade es el formato vídeo. Debes explicar lo necesario para convencer pero usando las palabras justas, ni de más ni de menos.

Destaca de forma clara el CTA (Call to Action) y los beneficios de realizar esa acción. Puedes hacer referencia a la necesidad del usuario y de cómo la puede cubrir fácilmente con lo que tú ofreces.

Los testimonios reales de clientes o personas que ya han comprado tus productos o servicios es muy útil para convencer a los usuarios de que hay alguien real detrás de esa landing page y que, además, es confiable.

¿Conocías ya alguno de estos consejos? ¿Verdad que están pensado con sentido común? Si los pones en práctica, comprobarás cómo mejoras la conversión de tus campañas de marketing online.

Ir arriba